PARA UNOS Y UNAS

PARA UNOS Y UNAS

EDAD MEDIA

La Edad Media es el periodo de la historia que comienza con la división del Imperio Romano en el año 476, y finaliza en 1492 con el descubrimiento de América. 
 
En esta época el hambre, la peste, las epidemias y las grandes guerras se extienden por el mundo conocido. Es la época del feudalismo, de los señores y vasallos, de los reyes poderosos, del cristianismo y las cruzadas, de la ignorancia y las supersticiones, por eso también se conoce como la Época Oscura. Pero también es la época de los castillos, caballeros y torneos, estandartes y espadas míticas, el tiempo de las primeras ciudades y catedrales. 
 
En este clima de guerras y miserias, a finales del siglo XII, nace el castillo del Louvre. En ese momento el Louvre es una fortaleza que sirve para vigilar los constantes ataques de los vikingos, de hecho, hay quien sostiene que su nombre, Louvre, viene del francés antiguo “lauerm” o “lower” que significaba “torre de vigía”.
 
Desde su nacimiento hasta su transformación en museo, el Louvre, ha sufrido múltiples modificaciones y restauraciones, a través de este trabajo podremos conocer mejor su historia.
 
LA HISTORIA DE UNA “TORRE VIGÍA”: EL CASTILLO DEL LOUVRE 
 
A finales del siglo XII, París es una villa en continuo crecimiento y enseguida se convierte en la primera ciudad de Europa. De acuerdo con el espíritu de la época, París sufre numerosas invasiones de ingleses y normandos, y se protege tras una muralla fortificada. En 1190, para reforzar la defensa de la villa, el rey Philippe Auguste (1180-1223) decide construir en la orilla derecha del río Sena un castillo- fortaleza, el Castillo del Louvre. 
 
La fortaleza tenía este aspecto:
 
 
En el centro se levantaba una torre cilíndrica a modo de mirador, “La Grande Tour” o un “donjon “, que en español se conoce como “La Torre del Homenaje”, con 32 m de altura que estaba rodeada por un foso seco y por una fortificación con otras diez torres más pequeñas. A su vez, todo el conjunto estaba bordeado por otro foso exterior con agua. Para entrar en la fortaleza se podía acceder por la puerta Sur o por la puerta Este.
El “donjon” o la “Grande Tour” servía para vigilar los alrededores de la ciudad, pero también funcionaba como arsenal y prisión. Más adelante, los reyes lo usarán para guardar sus tesoros más valiosos y documentos importantes.
 
El rey Carlos V (1364-1380) construye una nueva muralla en forma de semicírculo rodeando a la anterior y también los barrios parisinos situados en la orilla derecha del Sena. De esta manera el Louvre queda incluido dentro de la ciudad por lo que ya no tiene una función defensiva y se convierte en palacio real para lo que se construyen nuevos edificios a lo largo de la muralla. Con Carlos V se crea la primera Biblioteca Real situada en una de las torres, “La Tour de la Librairie”, donde se podían encontrar al menos novecientos manuscritos y que es el origen de la actual Biblioteca Nacional.
 
El rey Carlos VI (1380-1442) enredado en guerras y sus ataques de locura, no se interesa por el Louvre hasta el punto de que prefiere vivir fuera de él. Tras su muerte, pasará un siglo sin que nadie se acuerde del castillo del Louvre hasta el reinado de Francisco I, quien en 1527 se reinstalará en París.  Con su reinado empiezan las grandes obras del Louvre, se demolió la fortaleza incluida la “La Grande Tour”, y se realizó una obra mucho más grande, un palacio renacentista. 
 

EL LOUVRE EN EL RENACIMIENTO (S. XVI - XVII)

 
El Renacimiento es el periodo de la historia europea que se desarrolla en los siglos XV y XVI. Surge en Italia en torno a 1400 y se caracteriza por un renovado interés por el mundo clásico, Grecia y Roma.
 
El Renacimiento trae consigo una gran transformación cultural, no sólo de las artes, sino también de las ciencias, de las letras y de las formas de pensamiento. 

El Palacio de los Reyes 

En 1528, durante el reinado de François I, se destruye la “gran torre” para levantar una construcción de mayores dimensiones para convertirse en residencia real. El rey encarga el proyecto al arquitecto Pierre Lescot quien lo convirtió en un verdadero palacio renacentista. 
 
Durante el reinado de Henri II, se cambia el proyecto para construir tres niveles, también se modifica la forma del techo, y se construye en el ángulo sur-oeste el pabellón del rey, de planta rectangular. 
Estas modificaciones dan lugar a la actual “Cour carrée” ( patio cuadrado).
 
El Louvre de Henri II
 
Los trabajos conducidos por Lescot traen consigo también la construcción del ala sur (parecida a la del oeste) para construir el pabellón de la reina. 
 
En 1624, sigue la remodelación del Louvre que aún conserva las alas norte y este del siglo XIV. Pero la crisis política y religiosa del momento paralizan las obras. 
 
Catherine de Médicis (esposa de Henri II) hizo construir al oeste del Louvre un inmenso palacio real, el palacio de las Tuilleries, que deja inconcluso. 
A su llegada a París, en 1594 Henri IV decide unir el Louvre con las Tuilleries para convertirlo en un gigantesco palacio. 
En la primera etapa del gran proyecto se construye la “Grande Galerie” paralela a la orilla del Sena con una longitud superior a 450 m., los trabajos empiezan en 1595 y se terminan en 1609-1610. El rey instala en la “Grande Galerie” una fábrica de tapicería y la colección real de pintura así como un taller para los artistas. 
 
 

El Louvre con Henri IV

Bajo el reinado de Louis XIII las obras del Louvre vuelven a ser irregularmente activas. El rey ordena cuadruplicar la “Cour Carrée”, construye el pabellón de “L’Horloge”, el ala “Lemercier”, se decora la “Grande Galerie” con la vida de Hércules y empieza el ala norte.
 
En 1652, el joven rey Louis XIV conocido como “el Rey Sol”, se instala con Ana de Austria en el Louvre y decide ampliarlo para convertirlo en un gran palacio. Durante su reinado se destruye el ala del este, se finaliza el ala norte, se duplica el ala sur y cierra la “Cour Carrée” por el lado oriental, cuya fachada se decora con columnas. Esta fachada resultó espectacular pero poco práctica porque disminuía notablemente la entrada de luz en los apartamentos reales. Esto le sirvió de pretexto al rey para perder el interés por el Louvre y se centra en el traslado de la corte a las afueras de París donde planea la construcción de un nuevo palacio enteramente a su gusto, Versailles, donde se instala en 1682 marcando así el final de la edad de oro del Louvre.
 
Fachada del ala oriental con las columnas

EL LOUVRE. SIGLOS XVII - XVIII EL LOUVRE. SIGLO XIX  

En el siglo XVI la monarquía se instala en Versailles dejando el palacio del Louvre inacabado. Será Napoleón III quien termine el gran diseño (Le Grand Dessein) del rey Henri IV. 
 
Mientras tanto el Louvre será utilizado como “Académie royale de Peinture et de Sculpture”, es decir, como la Academia real de pintura y escultura, fundada en 1648, para lo que se utilizó “la Grande Galerie” como sala de exposición y posteriormente, también se expondrá en “le Salon Carré”, que los artistas llamaron le “Salon”. El primer museo gratuito de Europa .
 
Durante el siglo XVIII y tras la Revolución Francesa, el Louvre se convertirá definitivamente en museo, y pasa a ser propiedad del Estado francés, aumentando su patrimonio artístico al incorporar los bienes de la Iglesia, la nobleza y la realeza. Será el primer museo gratuito, con acceso libre a toda la ciudadanía de Europa. Durante la semana tenían prioridad las visitas de los artistas y los fines de semana estaban reservados para el resto de la población. 

EL LOUVRE SIGLO XIX

En 1802 Napoleón se autoproclama Emperador de Francia, con él se inicia la época conocida como Primer Imperio y el Louvre pasó a llamarse “Musée Napoleon”. Su planta baja se destina a albergar y soportar el peso de las numerosas esculturas de mármol que se exponen en el museo. Al mismo tiempo, se convierte en el mayor museo del mundo debido al notable aumento de sus fondos y obras artísticas procedentes del expolio de los países y lugares invadidos por Napoleón, como es el caso de Egipto. Posteriormente, en 1815, con la caída de Napoléon las naciones conquistadas recuperaron sus obras y el museo fue desmantelado. 
 
Anteriormente, entre 1806 y 1808 se había construido frente al Louvre el Arco de Triunfo del Carrousel, en honor a Napoleón y sus conquistas por Europa. En lo alto se colocaron caballos de bronce antiguos traídos de la plaza de San Marcos de Venecia; también fueron devueltos en 1815 y los que se ven en la actualidad son una réplica.
 
Arco de Triunfo del Carrousel 

Los primeros jardines públicos de París 

Durante el Segundo imperio, con Napoleón III, se culminó la fusión total del Louvre con el palacio real las Tuillerías (Palais des Tuileries). Para construir los pabellones de la Rue Rivoli fueron demolidas muchas manzanas de casas y entre los dos palacios quedó un gran patio cerrado denominado el patio del Carrousel, en el que está el arco de Napoleón. Posteriormente, en 1871, durante la revuelta popular de “La Commune” se incendia el palacio de las Tuillerías quedando el patio del Carrousel abierto, tal y como lo conocemos hoy. 
 
 Grabado sobre el incendio de las Tullerías visto desde el Louvre
 
La zona donde se encontraba el palacio incendiado alberga, en la actualidad, los jardines públicos más grandes de París, “Les Jardins des Tuilleríes” que unen dos puntos tan importantes de París como son el Museo del Louvre y la Plaza de la Concordia.
 
Les Jardins des Tuilleríes 
 
 
Una vez finalizado el Segundo Imperio, el Louvre se convertirá definitivamente en un museo y comienza su andadura en la Edad Moderna.
 

ACTIVIDAD

LA PIRÁMIDE DEL MUSEO DEL LOUVRE  (SIGLO XX)

Hasta los años 80 del siglo XX el Museo del Louvre tenía varios problemas: 
  • Los tres pabellones o edificios del museo estaban separados entre sí. 
  • No tenía suficiente espacio para exponer todas las obras de arte. 
  • El Louvre recibía un gran número de visitantes que soportaban largas colas en la entrada del museo y circulaban de forma caótica por sus salas.
Para solucionar estos problemas, en 1983 el presidente francés Francois Mitterrand decidió ampliar y reformar el museo, y encargó el proyecto al arquitecto norteamericano Ieoh Ming Pei.

¿Qué propuso el arquitecto?

Pei propuso utilizar el subsuelo del Louvre tanto para ampliar las galerías de las exposiciones como para conectar de forma subterránea los edificios que lo forman. 
Es más, diseñó una pirámide de cristal que se situaría en el exterior, en el centro del patio del Louvre. Su idea era que la pirámide sirviera de entrada al museo, dirigiendo de este modo al público visitante hacia el subsuelo del museo donde estaría la sala de recepción, y desde allí se accedería a las distintas exposiciones localizadas debajo del patio y en los tres edificios. 

¿Cómo es la pirámide?

La pirámide está construida de acero, metal y cristal. Tiene una altura de 20,6 metros, consta de 673 paneles de vidrio laminado transparente divididos en 603 rombos y 70 triángulos. Está rodeada de fuentes triangulares y de tres pirámides más pequeñas de 5 m.

Para entrar en la pirámide, pincha en los enlaces.

Curiosidades 

  • Las obras de construcción de la pirámide comenzaron en secreto porque la idea de algo tan moderno en el entorno clásico del Louvre no le gustaba a casi nadie.
  • Con el tiempo fue aceptada pues su transparencia permite ver los edificios antiguos del patio del Louvre y a la vez aporta luz al interior de la sala de recepción. 
  • Hoy es un icono más de París como la Torre Eiffel o el Arco de Triunfo. 
  • En 1983 estaba previsto que la pirámide sirviera para recibir 4 millones de visitantes. 
  • En 2012 el Louvre recibió ¡12 millones de visitas! 
  • La pirámide de cristal guarda proporción con la pirámide de Keops, situada en Gizeh (Egipto). 
  • En 1993 Pei instaló una nueva pirámide, la famosa “pirámide invertida” que cuelga del techo de la sala de recepción. 
 

WEBGRAFÍA

 

ACTIVIDAD ¿Te gusta resolver puzles?